Ducha Vaginal: Cómo Se Realiza Para Deshacerte del Mal Olor Vaginal

ducha vaginal

La ducha vaginal consiste en lavar la vagina con agua o una mezcla de líquidos para eliminar los olores y “limpiar” la vagina. La mayoría de las veces, el vinagre se mezcla con el agua, pero algunos productos de ducha pre-envasados contienen bicarbonato de sodio o yodo. Algunos también contienen antisépticos y fragancias.

Una de cada cinco mujeres de entre edades de 15 y 44 usa duchas vaginales regularmente. Una encuesta del 2020 encontró que la práctica es más común en mujeres afroamericanas e hispanas. Además, un estudio encontró que las adolescentes de todas las etnias y razas son más propensas a ducharse.

Piensas que la ducha vaginal te ayudará a deshacerte del mal olor? ¡No es así! Descubre el método natural, seguro y más efectivo que te ayudará a eliminar este padecimiento!

Haz Click Aqui! <<

Las duchas vaginales pueden causar efectos secundarios como ardor e irritación, así como varias complicaciones. Estas complicaciones pueden empeorar cualquier problema que estés tratando de ocultar, como un olor inusual. Descubre formas seguras de deshacerse del olor vaginal.

¿Como funciona?

Para realizar una ducha vaginal, se coloca una mezcla de agua y otros ingredientes en una botella o bolsa. Luego, la mezcla se rocía hacia arriba en la vagina. Entonces, los fluidos salen de la vagina.

Las razones comunes por las que las mujeres informan que usan una ducha vaginal incluyen:

  • Eliminar olores desagradables
  • Prevenir el embarazo
  • Lavar la sangre menstrual después de un período o el semen después del sexo
  • Evitar una infección de transmisión sexual

Las duchas vaginales no logran ninguna de estas cosas.

¿Es seguro?

El Colegio Estadounidense de Obstetricia y Ginecología no recomienda que las mujeres usen productos para las duchas vaginales. Su vagina está diseñada para mantener naturalmente un equilibrio de pH saludable. Está llena de bacterias, o flora vaginal, que ayudan a detener infecciones y prevenir irritaciones.

Si eliminas o reduces en gran medida la cantidad de bacterias saludables en tu vagina, las bacterias problemáticas pueden florecer. Eso puede provocar infecciones, irritaciones y complicaciones más graves.

Riesgos de las duchas vaginales

Si te duchas, puedes alterar el entorno natural de tu vagina. Podrías terminar lidiando con complicaciones que pueden ser bastante graves. Éstas incluyen:

Problemas de embarazo

Las mujeres que se duchan regularmente tienen más probabilidades de experimentar un parto prematuro, un aborto espontáneo y otras complicaciones del embarazo. Usar una ducha vaginal también puede provocar un embarazo ectópico, y las mujeres que usan duchas vaginales pueden tener dificultades para quedar embarazadas.

Infecciones

Un equilibrio saludable de bacterias evita que la levadura vaginal crezca demasiado. Eliminar el equilibrio natural puede permitir que la levadura florezca. Esto puede conducir a una infección por levaduras.

Del mismo modo, una mujer que se ducha tiene cinco veces más probabilidades de desarrollar vaginosis bacteriana que una mujer que no lo hace.

Algunas mujeres usan duchas con la esperanza de que lavar la vagina elimine una infección vaginal. Las duchas vaginales pueden empeorar una infección. Las duchas vaginales mientras tienes una infección vaginal también pueden propagar la infección a otras partes de tu sistema reproductivo.

Enfermedad pélvica inflamatoria (EPI)

La enfermedad inflamatoria pélvica (EPI) es una infección que se desarrolla en los órganos reproductivos. La mayoría de los casos de EPI son causados por infecciones de transmisión sexual (ITS).

Las duchas vaginales aumentan el riesgo de EPI de una mujer en un 73 por ciento. Una de cada ocho mujeres con antecedentes de EPI tiene dificultades para quedar embarazada.

Cervicitis

La cervicitis es la inflamación del cuello uterino. Al igual que la EPI, la cervicitis suele ser el resultado de una ITS, pero las mujeres que se duchan también tienen más probabilidades de desarrollar esta afección.

Cómo limpiar tu vagina de forma segura

La forma más fácil de limpiar tu vagina es realizar un simple lavado durante un baño o una ducha. El jabón no es necesario, pero si vas a usar uno, asegúrate de que sea suave y no muy perfumado.

Las fragancias y los productos químicos pueden irritar la piel sensible de los genitales.

  • Con una mano, forma una V con los dos primeros dedos para sujetar la piel exterior y extender los pliegues de la vagina.
  • Usa agua tibia para salpicar suavemente el área varias veces. Lávate con un jabón suave si deseas usarlo. No frotes los pliegues con dureza y evita que el jabón entre en tu vagina.
  • Enjuaga suavemente el área con agua hasta que se elimine todo el jabón. Con una toalla limpia, seca el área con palmaditas.

Cuándo ver a un médico

Un olor vaginal natural es normal, al igual que algo de secreción. Algunos signos pueden indicar que tienes un problema más grave y necesitas ver a un médico. Éstas incluyen:

  • Flujo vaginal con olor fuerte
  • Flujo vaginal que es blanco o amarillo verdoso
  • Olor vaginal que es persistente y no desaparece después de unos días
  • Ardor, picazón y enrojecimiento o hinchazón en o alrededor de la vagina
  • Dolor o malestar durante las relaciones sexuales
  • Dolor al orinar

Cómo prevenir el olor vaginal

Todas las vaginas tienen un olor natural. El olor de cada mujer es diferente y el olor natural puede cambiar con el tiempo. Asimismo, eventos como el ejercicio o el sexo pueden cambiar el olor natural de tu vagina temporalmente.

Aún así, puedes reducir el riesgo de desarrollar olores fuertes con unos simples pasos.

Practica una higiene adecuada

Lávate suavemente los genitales regularmente. Evita el uso de jabones que puedan irritar la piel sensible.

Usa telas transpirables

El exceso de humedad alrededor de los genitales y la vagina puede aumentar los olores y provocar infecciones. Usa ropa interior hecha 100% de algodón, que sea transpirable y puede absorber el sudor y otros líquidos. Las telas de satén, seda y poliéster no permiten un flujo de aire adecuado y pueden estimular el crecimiento bacteriano.

Usa productos desodorantes con cuidado

Los aerosoles y polvos pueden ayudar a enmascarar el olor vaginal, pero no los uses dentro de la vagina. Solo son seguros en el exterior de la vagina.

No uses limpiadores fuertes

No uses limpiadores fuertes como duchas vaginales. Pueden alterar el equilibrio del pH de la vagina y causar irritación e infecciones.

Sufres de infección vaginal constante?

Si estás cansada del mal olor vaginal, picazón, ardor y demás síntomas molestos, no tienes que preocuparte más!

Conoce el método natural que te ayudará a poner fin a tu padecimiento de forma fácil y efectiva!

Da Click Aqui!

This entry was posted in Mal Olor Vaginal, Olor Vaginal and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *